¿A qué me dedico?

En ocasiones, me he encontrado con personas que como comento en ¿Seguir o no seguir un sueño?, a pesar de que se dedican a alguna cosa, no les gusta o no están satisfechos con lo que hacen. Así, me he decidido a plasmar unas ideas de cosas que he comentado con personas que me han hecho alguna pregunta similar a la que tiene por título este post: ¿Qué carrera elijo?, ¿qué me conviene estudiar?, ¿a qué me dedico?, ¿qué es lo mejor?

Y es que aunque suena fácil, creo que no lo es por uno mismo o porque otras personas influyen de manera grave en dichas decisiones, así me he enterado de algunos casos como los que plasmo a continuación:

  • Una compañera que tuve en el ITQ, recibió el “ultimátum” al terminar la prepa que si quería estudiar una carrera, lo debería hacer por sí misma porque las mujeres de todas formas se casan y no trabajan.
  • A un par de hermanas, les dijo su papá que si no estudiaban medicina, no les pagaría la carrera, porque los médicos son los que mejor ganan.
  • Un joven que apenas va a iniciar el bachillerato, sueña con estudiar lo necesario para convertirse en Chef, pero su mamá lo inscribió en la especialidad en Máquinas y Herramientas, a pesar de que si hay una de Alimentos, porque ella comenta que no puede pagar una carrera de ese tipo.
  • Un compañero que tuve en el ITQ, a pesar de que estábamos con un par de semestres a cuestas, no quería o no le llamaba la atención estudiar Sistemas. Él era muy bueno dibujando, tanto que ya tenía un comic con él mismo como personaje, en el papel de un monje.
  • Una muchacha fue inscrita en la carrera de Mecánica porque su papá siempre soñó con estudiar dicha carrera.
  • Una mamá de tres niños comenta que ella soñaba con ser Veterinaria, pero su mamá no la dejó porque ¿cómo iba a estudiar eso?, lo peor, es que la misma señora ahora quiere ejercer la misma influencia sobre una de sus nietas que al igual que su mamá quiere ser Veterinaria.
  • Una excelente consultora que estudió la carrera de Sistemas porque su hermano la había hecho previamente, siendo a que a ella le llaman la atención otro tipo de cosas y que sueña con ellas.
  • Un muy largo etcétera en historias parecidas…

Con esta pequeña muestra de ejemplos, se puede ver que aunque en algunas escuelas se cuenta con la materia de Orientación Vocacional, no está sirviendo de mucho para los jóvenes que están con la indecisión de qué estudiar, qué hacer con su futuro. Lamentablemente en ocasiones, los papás no sólo no ayudan, sino que entorpecen dicha decisión también.

De esta manera, como lo menciono en mi post de  ¿Seguir o no seguir un sueño?, hay muchas personas que si bien no están frustradas, no están satisfechas con lo que están haciendo en la actualidad.

Por otro otro lado, he leído  y me gustan mucho ejemplos de personas que lograron triunfar o al menos estar muy contentos con su vida por haber elegido y hecho lo que soñaban. Ya toqué un tema similar en mi post Triunfar desde abajo:

  • Un vendedor de vasitos de papel que dejó todo de lado, para adquirir un negocio de un par de hermanos el cual convirtió en un emporio de hamburguesas (una vez más leer post Triunfar desde abajo).
  • Un estudiante de universidad que se empecinó a trabajar armando computadoras de inventarios vendidos por empresas y que se convirtió en el CEO más joven del mundo con ventas por 60 millones de dolares ¡a los 21 años! (ver más y también Dell).
  • Un estudiante de universidad que supo aprovechar sus oportunidades para comprar un Sistema Operativo y vendérselo a IBM y convertirse posteriormente en el hombre más rico del mundo (ver más y también Microsoft).
  • Un joven dibujante que se empecinó en crear sus historias con base en dibujos animados y que revolucionó el cine al crear el primer largometraje de todos los tiempos: Blanca Nieves y los Siete Enanos (ver más y también Disney).
  • Un pastor que no se quiso dedicar a las labores del campo y que en cambio le gustaban y apasionaban tanto los motores, que llegó a crear una marca muy representativa de automóviles y que revolucionó la industria con la línea o cadena de producción (ver más y también Ford).
  • Un muy largo etcétera de historias parecidas…

Pero, ¿cómo se logra tener tal satisfacción y éxito en algo?

Entonces, ¿qué hacer?

Espero que si están leyendo este post, lo recomienden a algún joven que se encuentra en el dilema que originó a dicho post. O si alguno de ustedes es uno de esos jóvenes, aplique sinceramente lo que pondré a continuación a manera de preceptos que son creados por mi sentido común y experiencia a lo largo del tiempo:

Precepto 1. Elijan aquello que más les guste, aquello con lo que sueñan, aquello que les apasiona, aquello que no importa qué tanto trabajo tengan que desempeñar, siempre sea todo un gusto el realizarlo.

Precepto 2. La decisión es totalmente individual, en ella no deberá influir nadie. Se valen consejos y datos proporcionados por personas o familiares, pero hasta ahí.

Precepto 3. Aunque este precepto se invalida un poco con el número 1, decidí incluirlo: La decisión no deberá ser hecha basada en el “cuánto dinero se gana”.

Precepto 4. La decisión deberá ser hecha con el pleno conocimiento de qué se trata, cómo vive una persona que estudió o eligió una carrera similar, etcétera; en general, todos los pormenores para poder tomar mejor la decisión.

Precepto 5. No deberá ser algo ilícito. A menos que cuenten con el costo que esto conlleva: amenazas, cárcel, daño físico a familiares y amigos, muerte, adicciones, vejaciones, etcétera.

Precepto 6. Lo elegido no deberá dañar a otras personas ni seres vivos.

Una vez que la decisión que se está tomando cubre los preceptos que acabo de enumerar, les garantizo un éxito en su carrera, en su vida y sobre todo, en su felicidad.

Hablando del éxito…

Este tema es un poco ambiguo, si le preguntamos a alguien por su definición de éxito, nos dirá que si tienes dinero, casas, carros, etcétera, entonces serás exitoso, de lo contrario serás un perdedor; otra persona, les dirá que el éxito está en encontrar a Dios; otra que el éxito es qué tan alto llega uno en la jerarquía de una empresa; otra mencionará que el éxito es a cuántos hombres y/o mujeres según sea el caso, los traen besando sus pies; otra mencionará que éxito es cuando te casas con un hombre o mujer según sea el caso, y no tengan qué trabajar; otra persona dirá que éxito es cuando uno es dueño de una o más empresas, etcétera.

Según la Real Academia de la Lengua Española

éxito.

(Del lat. exĭtus, salida).
1. m. Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.
2. m. Buena aceptación que tiene alguien o algo.
3. m. p. us. Fin o terminación de un negocio o asunto.

Y en Wikipedia

Éxito puede significar:
  • un nivel de estatus social
  • el cumplimiento de una meta/objetivo
  • lo opuesto al fracaso

“El éxito es un estado de animo temporal, cuando lo alcanzas, ese ya no es el éxito” Alberto Guakil R.

Retomando parte de lo que mencioné en el punto anterior de este post, mi muy personal y humilde opinión respecto al éxito, estriba en hacer aquello que tanto nos gusta en nuestra vida y al realizar dicha actividad, se pueda tener una plenitud en la felicidad, en el ánimo, en todo.

De esta forma, como una consecuencia, la familia de uno (si tenemos), se verá beneficiada por nuestro pleno estado de ánimo y de ser.

Como mencioné en mi post ¿Seguir o no seguir un sueño?, respecto a una persona que quería trabajar con muebles de madera pero no lo hacía por el miedo a cómo iba a vivir y mantener a su familia; este segundo tema se soluciona de manera casi implícita por la pasión que uno tenga por su trabajo.

Suponiendo que fuera yo quien quiero trabajar con la madera, al trabajar en algo que tanto me gusta, hago los muebles de la mejor manera posible, con gusto, con perfección; así, el resultado final son muebles de excelente calidad. Pronto, cuando la gente vea que mis muebles son de lo mejor, querrán comprar y en un momento dado, el dinero no será problema.

Se nota una cuestión bastante antojable estar en ese esquema, ¿no? Sin embargo, no es fácil, hay que luchar por ello.

Tengo claro mi sueño ¿y ahora?

Si ya tienen claro cuál es su sueño, qué es lo que quieren hacer por el resto de su vida y que será aquello que los llene, ¡los felicito! han resuelto la mitad del camino y sobre todo, han superado a miles o millones de personas en todo el mundo (aunque parezca increíble, mucha gente vive y/o trabaja en cosas que no tienen nada que ver con su sueño o ideal, algunos llegan a vivir toda una vida y a morir sin siquiera haber hecho nada de dicho sueño).

Muy bien, ¿qué falta para lograr el otro 50% del camino? Ah pues muy sencillo, vivir y trabajar para nuestro sueño. Sin embargo, tomando parte de la definición que puse arriba de Wikipedia, pienso que precisamente el éxito se vive, es todo un proceso de toda la vida, en el cual, luchamos y seguimos trabajando para lograrlo día a día con nuestro trabajo con nuestra vocación con nuestros logros dentro de dicho éxito.

Tomen en cuenta algo muy importante y relacionado con la fábula de la Cigarra y la Hormiga; de nada sirve que si ya tienen ese 50% del camino realizado, si se sientan en sus laureles y esperan a que la solución y/o el éxito les llegue a sus manos.

Conclusiones

Creo que con esto, doy por terminado este tema. No cejen en vivir su sueño, luchen por su ideal, estudien aquello que tanto anhelan y sobre todo; apliquen toda su fuerza e ímpetu en lograr aquello que quieren al vivir su éxito.

Si la información de este post te ha sido de utilidad o quieres que agregue algo más, deja por favor un comentario, contestaré a la brevedad.

Anuncios

3 Responses to ¿A qué me dedico?

  1. crescencio says:

    Muy buen post. Poco valorado por los jóvenes de ahora influenciados por querer ser como los demas o mejor que los demás y no pensar en lo que realmente quieren.

  2. orlandoolguin says:

    Hola Crescencio,

    Muchas gracias por tu comentario, supongo que se siguen rigiendo por la curva normal de distribución, siguen habiendo aquellos que le echan muchas ganas, aquellos que de plano no tienen para dónde hacerse y en medio, toda la bola donde hay algunos que sí se preocupan algo y otros que no tanto.

    Orlando.

  3. Pingback: Puntos importantes de la vida | Orlando Olguín Olvera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: