Bastard Operator From Hell

Autor: Simon Travaglia

Metallirating: star_50

Este libro también es conocido por sus siglas: BOFH. Es un libro en general muy divertido. Es un conjunto de historias en las cuales, Simon relata sus vivencias (reales o inventadas) en los inicios de la era de la computación como operador de sistemas en una universidad de Australia.

Su misión: Hacer sufrir a los usuarios lo más posible.

Como ya comenté en el anterior párrafo, la lectura se divide en diferentes historias que le tocan vivir al operador bastardo del infierno por su traducción al español.

Es uno más de los ejemplos de libros que aún no he terminado de leer en este momento, pero me parece tan bueno que decidí publicar su reseña.

De hecho, me ha gustado tanto que lo he venido dosificando, unas dos a tres historias por cada semana. Cuando tengo ganas de leer algo que me ponga de buen humor, tomo mi libro del BOFH y leo la siguiente historia.

Para muestra un pequeño botón, una de las historias que más gracia me han causado es aquella en la que un usuario, estudiante de la universidad, le llama al BOFH muy airado comentando que sus archivos no aparecen en donde los había dejado; en aquel momento, todavía eran sistemas multiusuario. El BOFH los había borrado previamente de pura maldad.

Volviendo al estudiante y sus archivos perdidos, de inmediato el BOFH toma su hoja de excusas, y se encuentra con que la de ese día, corresponde a las fracturas e interferencia en las señales.

De esta forma, le comenta al usuario que hay un problema con lo que está escribiendo y que está causando que se le pierda la información, ya que los dedos están causando fracturas en la estática, por lo tanto, le recomienda que no teclee con los dedos.

El usuario alarmado le responde que entonces cómo va a teclear sus tareas. El BOFH le responde que use su nariz porque si no es así, seguirá con los problemas de estática. Le pide que haga una prueba inicial.

En cuanto el BOFH escucha por el teléfono que se oyen las teclas a un ritmo lento por el teléfono, toma otra extensión y le llama a Seguridad:

– Oigan, les pido que vayan nuevamente al centro de cómputo porque hay otro loco tecleando con la nariz.

Jajajajajajajaja. La verdad, me hizo reir bastante cuando la leí.

Ni su mamá se ha salvado de sus ataques, así que les auguro momentos divertidos al leer sus historias, especialmente aquellas personas que estamos involucrados con temas de tecnología de computación. Se los recomiendo bastante.

Si la información de este post te ha sido de utilidad o quieres que agregue algo más, deja por favor un comentario, contestaré a la brevedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: