México Negro

Autor: Francisco Martín Moreno

Metallirating: star_40

Este es un libro interesante por la información que arroja el autor de la forma en cómo se tenía el control del petróleo mexicano por diversas empresas norteamericanas cubriendo el periodo desde que Porfirio Díaz era el presidente de México, hasta que Lázaro Cárdenas inició la expropiación en 1938.

Lamentablemente el libro no habla nada de la zona petrolera de Ixtoc en 1979, ni de Díaz Serrano, ni de la Quina, ni de cómo PEMEX está tomado por un grupo de gente que recibe compensaciones económicas muy altas con puestos heredados a través de generaciones y a quienes no les conviene “privatizar”. Por cierto, la privatización existe ya en parte dado que muchas empresas son contratadas para realizar tareas de distinto tipo para PEMEX, es decir, se han privatizado muchos procesos de la empresa. Más muchas cosas de las cuales, ni nos hemos enterado.

Sin embargo, enfocándonos en lo que se ve en dicho libro, el autor ha integrado en una especie de novela la forma en cómo acontecieron diversos eventos que se tienen documentados de la historia. De hecho, ofrece referencias a documentos reales en los que se basa su investigación, esto le da una mayor validez a su historia.

En diversas ocasiones la historia se torna un tanto lenta porque se imprime mucho detalle a lo que hablaron personajes históricos en el enfoque de novela con que cuenta el libro. Por eso como que cansa un poco el leer algunas partes. Es por eso que le he dado el Metallirating de arriba.

Aún así, la historia es sabrosa de aprender y ver a través de esta novela-documental histórica, saber cómo los mexicanos de entonces fueron engañados para ser despojados de sus tierras con esos feos lagos de esa sustancia negra que envenenaba a sus vacas. Una vez que pasó esto, se dañó la tierra al ser extraído el oro negro para después ser enviado a los Estados Unidos de Norteamérica, pagando un irrisorio impuesto al gobierno mexicano, algo así como un peso por barril.

No conforme con esto, después se sentían ya tan dueños los petroleros norteamericanos de nuestro petróleo y subsuelo y todo, que se sentían humillados cuando se les “rogaba” por alguna concesión hacia el gobierno mexicano.

Me inquieta saber vía el prólogo de la nueva edición de dicho libro, que actualmente, desde Durango salen trenes con cargamentos de una tierra especial que al parecer se usa en los aviones “invisibles” de los Estados Unidos de Norteamérica, ¿se estará repitiendo la historia?

Si la información de este post te ha sido de utilidad o quieres que agregue algo más, deja por favor un comentario, contestaré a la brevedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: