La Chica que Soñaba con un Cerillo y un Galón de Gasolina

Autor: Stieg Larsson

Metallirating star_50

Este es un excelente libro, segunda parte de Los Hombres Que No Amaban a las Mujeres, este puede ser leido de manera individual pues hay ciertas pistas que se mencionan para este fin, sin embargo, si recomiendo leer primero el otro. A mi gusto, este libro me parece que está mejor que el primero, ya que en este se arma una trama en la que se ve envuelta uno de los protagonistas: Lisbeth Salander, consumada hacker que cuenta con una gran inteligencia y memoria fotográfica mostrando diversos aspectos de su vida.

Cuando todo es calma y buena vida para Lisbeth Salander, decide viajar por el mundo, al fin que tiene bastante dinero en su cuenta después de un magistral movimiento digno de los mejores hackers del mundo.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas en esta vida, de una manera extraña, se comienzan a entrelazar los hilos de su destino del cual, al parecer no es fácil de escapar, ya que diversas personas quieren verla muerta, incluido un personaje escurridizo e importante llamado Zala, ¿quién es esa persona que dirige los más bajos negocios de prostitución en Suecia?

De repente, Lisbeth se vuelve la receptora principal de las sospechas de la policía de un triple asesinato, en el cual, se ve envuelto una persona muy relacionada con Lisbeth, el arma homicida tiene sus huellas, gente la vio cerca de la escena de uno de los crímenes poco antes de estos, así recae sobre ella todo el peso de las sospechas viéndose envuelta en diversas tareas para solucionar el problema en el que se ve envuelta.

Afortunadamente no está sola, hay otros personajes que la conocen y que estarán con ella de manera incondicional, incluido su Kalle Blomkvist.

Es un excelente libro que lo tiene a uno en el filo del suspenso, ¿qué pasará con Lisbeth y su extraña vida?

Si la información de este post te ha sido de utilidad o quieres que agregue algo más, deja por favor un comentario, contestaré a la brevedad.

Anuncios

One Response to La Chica que Soñaba con un Cerillo y un Galón de Gasolina

  1. Pingback: La Reina en el Palacio de las Corrientes de Aire | Orlando Olguín Olvera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: