El Terror

Autor: Dan Simmons

Metallirating:

Esta es una novela histórica acerca de los pormenores que rodearon a una expedición famosa por las funestas circunstancias que vivieron los tripulantes de dos barcos: el HMS Terror y el HMS Erebus. Barcos de Sir John Franklin quien buscaba en 1847 el paso del noroeste para llegar  del Océano Atlántico al Océano Pacífico, con destino final en China.

En esta expedición, se ven inmersos todos los tripulantes de ambos barcos en diversas situaciones que les afectan seriamente. Para empezar, se quedan varados en el mar congelado, en una banquisa de hielo de un grosor de cinco metros de alto. Hace tanto frío que tienen qué permanecer durante tres años varados en dicho hielo sin tener siquiera señal de que se descongele el mar para poder regresar o continuar.

Como situación típica del mundo, un proveedor ganador de la licitación para proveer alimentos enlatados a la expedición, por ahorrar costos genera una disminución importante en la calidad de las latas que entregó a la expedición generando más problemas a los miembros de la misma.

Como si fuera poco, hay algo que está matando a los integrantes de la expedición, algo mortal que tiene qué ver con la mitología esquimal. Es en general un buen libro, aún así, siento que hay situaciones en las que se vuelve un poco soso, sin emoción, por eso le puse la calificación en el Metallirating.

Un dato importante de acuerdo lo que se lee en este libro, me recordó algo de lo que ya puse en Acerca de la conciencia ecológica, y es que como ya comenté, en 1847 estuvo congelado ese paso en el mar por tres años, esto es cerca de la isla del Rey Guillermo como se puede ver en la siguiente imagen:

y en el siguiente acercamiento:

En esta imagen, se ve la posición inicial en la que quedaron los barcos, en el punto 1, y el punto final donde quedó hundido el HMS Terror en el punto 2.

Lo interesante de esto, es que casualmente, acabo de ver un programa de televisión donde hablan del problema del cambio climático que posiblemente sea causa de los seres humanos.  En él mencionaban que en los últimos dos años en la misma área donde quedaron los barcos del capitán John Franklin no se ha congelado para nada, ya no se forma la banquisa de hielo que normalmente se generaba.

Esto ha afectado a la fauna ártica de manera importante, para empezar, los osos polares que usan los segmentos de hielo para descansar o cazar focas, ya no los tienen, por lo que ha pasado que muchos tienen qué nadar demasiados kilómetros para poder cazar, algunos no lo logran y mueren ahogados.

Ojalá que esto cambie por el bien de los habitantes de la Tierra, nosotros incluidos, porque lo que ahorita “no sentimos” o no nos afecta, podrá afectarnos fácilmente en un futuro.

Si la información de este post te ha sido de utilidad o quieres que agregue algo más, deja por favor un comentario, contestaré a la brevedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: