Pormenores de las empresas “empleadoras”

Hasta hace poco, venía trabajando para una empresa en un esquema bastante típico hoy en día en México. Este consiste en que mis servicios en mi trabajo son para una empresa, pero la empresa  que me emplea y me paga es otra. De inicio, suena prometedor este esquema porque le ofrecen a uno un mayor sueldo por estar en dicho esquema, pero  es como un espejismo, debido a que encontré algunas cosas que las hacen una opción bastante fea de trabajo. He aquí lo que me encontré:

Muy bien, comenzaremos con el escenario ideal que le presentan a uno cuando nos ofrecen cambiar de esquema de pago o cuando nos contratan:

Te ofrecemos el que estés en este esquema, donde te estará pagando la empresa Patito, S.A. de C.V. y tú seguirás trabajando para nuestra empresa Evasores S.A. de C.V.. De esta manera, aparecerán en tu recibo varios rubros, el primero como  Sueldo por una cantidad pequeña para evitar la carga social, y el resto de tu dinero aparecerá como bonos. De esta manera en vez de recibir 100 pesos, vas a poder recibir hasta 130 pesos. Tú seguirás teniendo Seguro Social y mantendrás tu antigüedad. ¿Cómo ves?

Suena bastante bien, porque: (a) Me están respetando la antigüedad: (b) me pagarán un mayor sueldo y (c) estaré cubierto con mi Seguro Social, como se puede ver en este recibo de honorarios que muestro a continuación:

¿Les parece familiar a algún recibo de nómina que hayan recibido o que estén recibiendo actualmente? Los datos son bastante ficticios, pero es para dar propiamente la muestra.

Muy bien, pero hay cosas un poco oscuras alrededor de este tipo de esquemas de trabajo-pago y son las que abordaré a continuación:

Relación: Sueldo – Pensión

Este es un rubro bastante importante; como se puede ver en el recibo que estoy integrando, nuestro sueldo oficial ante el Seguro Social, es de 10 pesos. De inicio, no hay tanto problema, porque se estarán realizando las aportaciones y podremos tener acceso al Infonavit, y adquirir en algún momento nuestra casa.

Todo aparenta estar bien porque no hay problema por pagar poco al Seguro Social, sin embargo, yo no me había dado cuenta, que sí hay problema.Resulta que cuando uno llega a la edad en que uno se pensiona, se toma en cuenta al menos el último sueldo percibido ante el Seguro Social (no estoy seguro si se promedia a el último año o algo así), y de ahí, se calcula un porcentaje del mismo, para obtener la cantidad que uno estará percibiendo hasta el final de su vida.

En una persona que percibe ante el Seguro Social una importante cantidad de dinero, no hay problema, porque tendrá un buen sueldo por concepto de pensión. Pero en nuestro ejemplo, al percibir tan sólo 10 pesos, es probable que si nos dan un 70% de pensión en el IMSS, entonces obtendríamos una pensión de 7 pesos, que dista mucho de los 130 percibidos de manera mensual en nuestro sueldo. En nuestro ejemplo, cuando James Hetfield se jubile de esta forma, acabará como muchos ejemplos de los que he tenido noticia, en los cuales, la persona sobrevive con muy poco dinero de pensión, recibiendo ayuda de sus hijos, y padeciendo más que disfrutando sus últimos años de vida.

Si están jóvenes y están en franco ascenso en su carrera, tal vez no haya problema por aceptar un esquema como el que estoy mostrando en este post. Pero si uno tiene ya cierta edad en la que se comienza a perfilar para la jubilación-pensión, entonces creo que no conviene este tipo de esquemas.

Despido

Cuando uno está en el esquema que muestro en este post, y la empresa para la que trabajamos Evasores S.A. de C.V. lo despide a uno, podría dicha empresa querer pasarse de lista al hacer la liquidación basados en el “sueldo oficial real”, es decir, en el sueldo de 10 pesos que muestro en el recibo de nómina de ejemplo. De hecho, dicen que la Junta de Conciliación y Arbitraje está de parte de las empresas, porque ellos nada más avalan el sueldo oficial correspondiente a lo que se declara ante el IMSS. De hecho, así me pasó a mi cuando fui, me hacían las cuentas nada más con base en el sueldo del IMSS.

Sin embargo, si uno recibe de manera constante una cantidad, no importará que la mayor parte del dinero sea por bonos, al ser de manera constante, se integra al salario como si todo estuviera declarado ante el IMSS. Así que su liquidación debería estar basada en el salario completo, basados en nuestro ejemplo, el salario oficial de James Hetfield, será de 130 pesos completos.

Les recomiendo asesorarse legalmente, para cuando ocurra una de estas situaciones, dicha asesoría deberá comenzar desde el momento en que a uno le están avisando dicho despido. No firmen nada hasta que no estén seguros de las implicaciones que esto tiene, normalmente, a uno lo quieren hacer firmar una renuncia; en este caso, estamos cancelando nuestra liquidación porque cuando uno renuncia, nada más tiene derecho al finiquito (porcentaje correspondiente a vacaciones no disfrutadas, prima vacacional, aguinaldo, fondo de ahorro y demás prestaciones oficiales).

Recuerden que como lo comenté en el anterior punto de este post, aunque aquí si se toma en cuenta todo el salario, esto no contará al momento de la jubilación. Ahí si es específicamente lo que el IMSS estuvo recibiendo mes a mes por concepto de aportación por nuestro salario lo que será tomado en cuenta.

¿Despido sin liquidación?

Ahora hablaremos de cuando nos despiden y no nos quieren dar nuestra liquidación completa, recuerden que la empresa empleadora es para la que trabajo oficialmente y la que me paga. En nuestro ejemplo, es la empresa Patito S.A. de C.V.

¿Por qué una empresa no nos contrata directamente y lo hace a través de una empresa empleadora o outsourcing? Simplemente, para evadir impuestos, para ahorrar dinero. Porque de esa forma, la empresa empleadora Patito S.A. de C.V., le envía las facturas a Evasores S.A. de C.V. por el concepto de la cantidad de dinero que se pagará a los empleados. Esta factura al contar con el impuesto integrado, será deducible en las declaraciones anuales de impuestos. Al mismo tiempo, el empleado “oficialmente” no trabaja para la empresa Evasores S.A. de C.V. y ésta no tiene obligaciones con él.

Estas empresas empleadoras son de manera natural evasoras de obligaciones y defraudadoras. Me enteré de algunos cuentos de terror bastante feos al momento de escribir este post. Por ejemplo, aquí mismo en Querétaro, hay una empresa así. Pero dicha empresa en realidad se compone de varias empresas de nombres parecidos. Basados en nuestro ejemplo sería algo así como:

  • Patito S.A. de C.V.
  • Patitos S.A. de C.V.
  • Patito Consultoría S.A. de C.V.
  • Patito Consulting S.A. de C.V.

Aunque de manera oficial son distintas empresas, todas son “la misma”. El truco aquí, es que esta empresa tiene oficinas separadas para cada una. En una dirección, está Patito S.A. de C.V., en otra dirección Patitos S.A. de C.V. y así sucesivamente.

Sin embargo, cada empresa permanece en su dirección nada más por algunos meses, después de los cuales, se cambia de dirección a otra de las oficinas. La empresa que estaba en esa oficina, se mueve a la siguiente y así sucesivamente. De esta forma, cada razón social está en una dirección por sólo unos cuantos meses.

¿En qué nos afecta esto? Si nos despiden de manera injustificada y nos quieren dar a fuerzas una cantidad de dinero que no nos corresponde y pretendemos demandar a dicha empresa, será un tanto difícil porque se sigue un flujo como el que enumeran los siguientes puntos:

  1. Empleado inserta una demanda en la Junta de Conciliación y Arbitraje.
  2. Después de días o incluso semanas, la Junta de Conciliación emite un aviso para la Empresa empleadora, este aviso se le asigna a un Visitador para entregar el aviso.
  3. El Visitador va a la dirección estipulada de la Empresa. Si tiene suerte y la encuentra, entonces entrega aviso. Si no es así, entonces deberá retornar un aviso de que no se encontró la Empresa en la dirección indicada.
  4. Después de días o incluso semanas, la Junta de Conciliación investiga una nueva dirección “actual” de la Empresa y vuelve a emitir un aviso. Se repite el paso 2 y 3 hasta que se encuentra y notifica a la Empresa.

En mi caso, la Empresa empleadora se encuentra en Durango, lo cual, hace más difícil, porque la Junta de Conciliación de Querétaro tiene que emitir un aviso extra a la Junta de Conciliación de Durango para que realice los pasos del Visitador.

Como se puede percibir, este movimiento de avisos puede tomar meses antes de poderse resolver. El objetivo, es que el empleado mucho tiempo antes, se rinda y termine aceptando lo que la Empresa quiera dar. Debemos recordar, que por detrás está la empresa Evasora quien es la que propiamente paga y quiere pagar lo menos posible.

Conclusiones

Tengan mucho cuidado con lo que aceptan, y si lo hacen, después de haber leido este post, estarán mejor enterados de los pros y los contras. De esta forma, podrán tomar mejores decisiones al momento de aceptar un trabajo, o tendrán el conocimiento de lo que puede suceder con estas empresas nada serias, en el caso de un despido o incluso en el caso de llegar a la edad de nuestra jubilación.

Si la información de este post te ha sido de utilidad o quieres que agregue algo más, deja por favor un comentario, contestaré a la brevedad.

Anuncios

One Response to Pormenores de las empresas “empleadoras”

  1. Pingback: Pequeño Cerdo Capitalista | Orlando Olguín Olvera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: