¿Debo hacer mi testamento?

A través del tiempo, he tenido conocimiento de muchas historias de terror, que surgieron gracias a que alguna persona que perdió la vida, lo hizo intestada, es decir, sin haber dejado un testamento de por medio, ya que muchas personas no lo hacemos por el “tabú” de que al hacerlo, perderemos la vida muy pronto. He ahí del punto que causó la generación de este post.

Antecedentes.

Cuando alguien muere intestado, ocurren muchos problemas; para empezar, los familiares del fallecido tienen que pelear para demostrar que ellos son su familia. A veces diferencias de una letra, pueden causar que “no sea nuestro pariente”; por ejemplo, si falleció un papá cuyo nombre aparece en su acta de nacimiento como José Pedro Artilotostiaga Azuchiate y en el acta de nacimiento del hijo aparece el nombre de su papá como José P. Artilostiaga Azuchiate, hay problemas, oficialmente no es su hijo.

Para continuar, entre dichos familiares tienen que definir cómo será la repartición de los bienes, lo cual, genera broncas familiares en las cuales, invariablemente quedan peleados.

Adicional a esto, hay muchas personas que más bien podrían ser chacales, porque al igual que éstos, se aprovechan de presas fáciles y más pequeñas que ellos. Este tipo de personas, aunque no lo crean, andan a la caza de personas que en momentos de una pérdida, fácilmente les sueltan papeles (escrituras de casas, facturas de autos, etcétera) para alguna supuesta ayuda que proveerán. Sé de personas que así se han hecho de bienes y dinero que no les pertenecen de origen.

Todavía adicional a esto, me enteré por una persona que conocí y cercana a los acontecimientos, que un hermano de un ex-gobernador de Querétaro de hace ya algunos sexenios (no me dio su nombre), se dio una zambullida en los expedientes de Catastro, buscando propiedades que pertenecieran a personas ya fallecidas cuyos(as) viudos(as) no hicieron cambio alguno de propietario. Dichas propiedades, ahora tienen otros dueños, ¿les suena descabellado?

Creo que con este preludio, se puede ver la importancia de dejar un testamento para asegurar que se cumpla nuestra voluntad una vez que no estemos vivos.

Creando un testamento

Lo más oficial para crear un testamento, es que acudamos con un notario y registremos nuestro documento. Este tendrá un costo determinado, aunque en México en el mes de Septiembre desde hace algunos años, se puede pagar la mitad de dicho costo. Elijan un notario público que tenga al menos el renombre de ser bueno y que tenga mucha clientela, porque también he sabido de contubernios entre notarios “patito” y beneficiarios de herencias.

Una alternativa barata aunque con una validez un tanto menor, es la de crear un documento por nuestra propia cuenta, imprimirlo y firmarlo en compañía de dos o más testigos imparciales que de preferencia no se conozcan entre sí. Estos, deberán guardar una copia del testamento para que no haya situaciones de plagio o fraude. Cuando haya la posibilidad económica, recomiendo hacer mejor el testamento ante notario.

En cualquiera de los dos casos, el testamento deberá ser secreto para los beneficiarios, porque alguno de ellos podría tener la idea de hacer lo necesario para acelerar el proceso, es decir, que uno muera.

Muy bien, ¿qué sigue ahora? Sigue propiamente el crear nuestro testamento y designar a nuestros herederos. En este caso, por mero sentido común, pensaría en los siguientes pasos o incluir las siguientes cláusulas:

  1. Debo haber fallecido de muerte natural, enfermedad o accidente.
  2. Si fui víctima de un asesinato y el sospechoso de culpa es un familiar beneficiado o su cónyuge, entonces incluir una cláusula de cancelación de la herencia para esa persona. Recuerden que la avaricia todo lo puede.
  3. Designar cómo se repartirán mis bienes. Si estoy casado y quiero proteger a mi cónyuge, hay que dejarle el 100% de los bienes, porque ha habido ocasiones en que el cónyuge le deja el 50% de sus bienes a sus hijos y el otro 50% a su cónyuge y basados en lo que vimos al inicio de este post, dichos hijos hacen lo posible por correr al papá o mamá que queda vivo para quedarse con todo.
  4. Incluir una cláusula para las propiedades venideras, porque tal vez, estamos jóvenes al momento de hacer nuestro testamento, y después de esto, podríamos adquirir una nueva casa o algo más.
  5. En el caso de que se hereden propiedades a un menor de edad, lo mejor es nombrar a varios albaceas que vigilen por dichas propiedades para ese menor. No deberán tener relación entre ellos, porque nuevamente siempre hay alguien que se quiera pasar de listo. En este caso, hay que delimitar perfectamente las reglas del juego, ¿a qué edad mi hijo(a) tomará posesión de sus pertenencias? ¿quién será el albacea principal? ¿las decisiones entre albaceas será por votación? etcétera.
  6. Después de esto, nada más queda el poner cláusulas para bienes en específico que uno quiera dejar a ciertas personas, por ejemplo:

A – Dejo todas mis casas a mi hijo Kirk por ser tan buen hijo;
B – Dejo toda mi colección de discos a mi sobrino James;
C – Mi camioneta pertenecerá a mi hijo Lars;
D – Mi sobrino Robert será el dueño de mi televisión;
E – …

Conclusiones

No dejen que personas ajenas a uno se queden con nuestras propiedades, o que algún pariente aprovechado se vea hábil para quedarse con cosas que le pertenecen a nuestros hijos. Así, procuren hacer su testamento, no teman que si lo hacen automáticamente están cayendo en la amenaza de morir, tómenlo mejor como una precaución para que se cumpla su voluntad una vez que ya no estén.

Si la información de este post te ha sido de utilidad o quieres que agregue algo más, deja por favor un comentario, contestaré a la brevedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: