Mi perro: Bolo

Ahora, hago un pequeño homenaje a ese noble amigo que tuve: Mi Perro, de nombre Bolo y muchos sobrenombres como: Budi Budi, Burrito, Perro Perro, Burri Burrito, y más formas en cómo le decíamos.

mi_perro_bolo01

Mi perro oficialmente no era mi perro. Lo compró mi hermano a un amigo que tenía, así que era oficialmente de mi hermano. Sin embargo, con el paso del tiempo, no sé por qué, pero me fue adoptando como su amo. Tanto, que al llegar la noche, se metía a mi cuarto y se acurrucaba al lado de la cama, aunque reconozco que también muchas veces le permití subirse a la cama y se dormía a mis pies.

mi_perro_bolo02

Este perro se fue ganando varias de las formas como le decíamos de cariño por lo fuerte, alocado, noble, dócil, inteligente y demás características que lo definían.

Por ejemplo, cuando  a veces comíamos, él junto al Bart, otro perro que oficialmente era mío, pero que adoptó a mi mamá como su ama, o chance y hasta su mamá, ja; se quedaban bajo la mesa así nada más acostados, en eso, si tocaban a la puerta, el Bolo salía como despavorido corriendo y ladrando sin importarle nada, incluso algunas veces movió la silla de quien estaba sentado de su lado de lo fuerte que era, jajajaja, mi mamá como buena regiomontana varias veces dijo “¡mira este cabrón, parece burro!”, jajajaja. A partir de ahí, a veces le decíamos Burro, Burrito o Burri Burri, lo que se transformó también en Budi Budi, jajaja.

mi_perro_bolo05

Era tan alocado y también fuerte, que en muchas ocasiones, cuando se juntaban pájaros de los llamados urracas, en la parte frontal de la casa por comida que a veces ponía mi mamá o por comer de los duraznos de los árboles de mismo nombre que teníamos; corría, brincaba hacia una de las paredes, y la usaba como impulso para brincar más y atrapar alguna urraca para comérsela. Supongo que en su nobleza, nos quería compartir, porque muchas veces, lo regañamos porque iba a la sala y nos dejaba la mitad de la urraca, jajaja. Como diciendo, les traje también una parte, jajaja.

En esa época, fue cuando comencé a trabajar y por mi trabajo, tenía que desvelarme mucho, llegaba muy tarde prácticamente diario, y él era el único que me esperaba en la sala acostado, llegaba yo y le decía; “vámonos Bolito” y ya se levantaba y se venía conmigo al cuarto para dormir. Eso significaba mucho para mí, muy noble mi perro.

mi_perro_bolo07

Demostrando también su inteligencia, una vez estando en el cuarto en pleno día mientras trabajaba en la computadora, lo vi parado en la puerta con la cabeza agachada, le pregunté: “¿Qué pasó Budi?”, y volteó y lo vi raro de su hocico, como sonriendo, muy raro; sin embargo, capté de inmediato que lo que pasaba es que estaba apretando el hocico, supuse que quería devolver el estómago. Le abrí la puerta y lo seguí hasta el frente de la casa y efectivamente, comenzó a devolver el estómago. ¡Así era mi perro!

mi_perro_bolo03

Me doy cuenta que así como con mi perro o con Mi abuelo paterno, he cometido como todos los humanos muchos errores en mi vida, por cuestiones como chamba u otras razones a manera de justificación.

Así, en este caso de mi perro, en el momento en que me salí de la casa de mis papás, se vio afectado por el mismo beneficio que quise darle. La casa a la que me fui a vivir era muy pequeña y yo no quería que estuviera ahí encerrado nada más. Mi mamá tampoco quería despegarse de él, pues también la seguía mucho, así que se decidió que se quedara con ellos. Aquí es donde “le fallé”, porque bien me lo pude haber llevado, pero bueno. Mientras mi mamá estuvo en esa casa todo estuvo bien, sin problema, comía bien mi perro, cuando yo iba, lo sacaba aunque sea de vez en cuando, etcétera.

mi_perro_bolo09

Ya por su edad y porque mi mamá se cambió de casa, lo dejó a cargo de mi hermana, más un proyecto que tuve en la Ciudad de México por varios meses, no tuve mucha oportunidad de ya verlo, hasta pasados todos esos meses que lo vi y estaba ya muy flaco, me preocupó mucho, tanto que llamé al veterinario. Este acudió a revisarlo y me comentó estaba casi seguro que tenía una insuficiencia renal, la cual, causaba que literalmente, la carne y comida no especial, no fuera aprovechada correctamente con lo cual, su delgadez y debilidad.

mi_perro_bolo08

Pagué su tratamiento con el veterinario y me lo llevé a la casa. Tuvo sus chispazos de volver a estar más o menos bien, pero la tendencia fue a la baja, estaba tan débil a veces que no podía ni sostenerse en pie y bueno. Después de unos 3 meses, decidí dormirlo para que ya no estuviera sufriendo.

Así, llegó el día y lo estuve abrazando todo el tiempo, con las inyecciones que le pusieron, se fue primero durmiendo, para luego como si se bajara de volumen a un aparato electrónico, su corazón fue poco a poco apagándose hasta quedar detenido completamente, buuu. Yo estaba llorando como niño chiquito, no podía parar.

mi_perro_bolo10

Espero que haya un cielo para perros y que mi Budi Budi se haya ido para allá, porque para mi en el momento en que él se quedó dormido, se acabó la nobleza, porque él era así, todo noble y era mi perro de prácticamente toda la vida.

Como he dicho en otros post, no desaprovechen un buen momento para convivir con un ser querido, ya sea persona o incluso como en este caso, una mascota. Vivan los momentos sin mirar atrás, mejor, hay que mirar al frente.

Si la información de este post te ha sido de utilidad o quieres que agregue algo más, deja por favor un comentario, contestaré a la brevedad.

mi_perro_bolo04

Anuncios

8 Responses to Mi perro: Bolo

  1. 04140682216 says:

    me dejas sin palabras es lamentable que pase eso y si ellos son como humanos siente al igual q nosotros es muy triste pasar por so y mas si tuvistes que dormirlo para siempre :(

  2. orlandoolguin says:

    Hola 04140682216, jajajaja,

    Muchas gracias por tus comentarios, se supone que desde que un ser vivo tiene un sistema nervioso, como nosotros, siente, lo mismo que nosotros, dolor, alegria, sufrimiento, etcétera.

    Sin embargo, tanto la ley del hombre como la de Dios no les ha dado su lugar de manera correcta, pero de verdad que son parte de la familia.

    Hay un slogan por ahí que me gustó mucho: “No es el perro, es mi hijo peludo”.

    Orlando.

  3. gustavo says:

    Tristemente en etos momentos sufro por mi perrito… esta enfermo y para no hacertela tan larga la historia solo queria comentar para desaogarme un poco… PUES MUERO POR DENTRO AL VER COMO SUFRE CADA VEZ QUE VOMITA.. Recuerdo que era muy comelo y ahora que lo veo enfermo sufro mucho mas al ver que no come bocado alguno.. esta en tratamiento y el veterinario me dice que calcula un 60% de probabilidad que se me salve . . no se que hacer con este dolor… Saludos att grbmix@hotmail.com

  4. orlandoolguin says:

    Hola Gustavo,

    Qué mal que estés viviendo eso con tu perrito.

    Te sugiero tener paciencia y confiar en tu veterinario, un perrito que tuvimos en casa de mis papás estuvo así y gracias al medicamento nos lo sacó adelante una veterinaria en ese entonces.

    Por otro lado, de acuerdo a la situación, un amigo que es veterinario me dio una máxima para cuando mi Bolo estaba enfermo. Me comentó que mientras mi perro no se rindiera, yo no debía dormirlo, ya que mi perro aunque débil y trastabillando, se levantaba y andaba luchando. Me dijo que sólo que ya de plano no fuera vida para él o que sufriera solamente, entonces sería el momento de dormirlo.

    Ojalá que todo salga bien con tu perrito.

    Orlando.

  5. oskar says:

    no se ni como empezar, lo único que se es que perdí a tres de mis perritas en un mes, y me dejaron una huella en el alma que jamás hasta el día que deje de existir se borrara de mi alma y de mi corazón, las voy a extrañar tanto y mi corazón esta arrugado de tanta tristeza, las amo perritas gracias por haber compartido su corta vida con esta persona que algún dia las volverá a ver, espero estén junto con mis padres cuidando de ellos y ellos cuidando de ustedes, gracias

  6. Orlando Olguín Olvera says:

    Hola Oskar.

    Sé por lo que estás pasando, ver sufrir a una mascota le rompe el corazón a uno.

    Es cierto que no las olvidarás, pero ¿sabes? hay infinidad de perritos en la calle que no tienen un hogar, tal vez te ayude un poco a sanar y hacer honor a tus perritas ayudando a alguno o algunos de sus congéneres. Te lo recomiendo.

    También puedes acercarte a alguna asociación protectora de animales, te enterarás de historias increibles y verás que tu ayuda será de utilidad, y esas miradas inocentes de muchos de esos animalitos que no esperan más que un hogar, te hará ver lo que comento.

    Orlando.

  7. Ezequiel Durán says:

    Mi xena tiene 12 años, le diagnosticaron pancreatitis, desde hace varios días ha estado con alti-bajos aveces parece que va a salir adalente y vuelve a vomitar sangre y no tolera nada en su estomago por horas o días.

    Yo realmente amo a xena, al leer tu post me he indentificado mucho contigo, al grado de las lagrimas, xena es mi confidente, hermana, amiga, compañera. no puedo expresar en este momento el dolor que estoy pasando al verla sufrir con sus vómitos, mi familia y yo decidimos hablar mañana con el veterinario, pues no queremos verla sufrir mas. Tal vez tengamos que dormirla y creo que es lo mejor que puedo hacer por ella después de tanto años y sin algun tratamiento que pueda ayudarla.

    http://9gag.com/gag/a9Pb5xm

  8. Orlando Olguín Olvera says:

    Hola Ezequiel.

    Qué mal que Xena esté pasando por esa situación tan fea.

    Yo pasé por una etapa en la que me aferraba a mi Bolo y no quería dormirlo, esto era un tanto egoista de mi parte dado lo que él estaba sufriendo.

    Al final, tomé una decisión muy dura en mi vida, pero que evitó que él siguiera sufriendo.

    Tal vez sea momento en que tengan qué tomar una decisión.

    Finalmente un consejo, estos seres vivientes se meten hondo en el corazón, son parte de la familia, como decía un slogan por ahí: “No es el perro, es mi hijo peludo”. Sin embargo, hay muchos peludos que andan sin familia en la calle, te recomiendo adoptar y rescatar alguno, verás qué pasa de interesante.

    Orlando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: