¿Por qué odio el “panbol”?

En este post, pongo algunos pensamientos acerca de un sentimiento que tengo hacia ese deporte que coloquialmente llamo panbol, o sea, el futbol, pero seguiré llamándole de la primera forma.

¿De dónde surge esta aversión por este deporte?

Debo ser sincero, y mencionar que he presenciado en la TV e incluso en persona cuando fue el mundial de México 86 (Alemania vs Escocia), partidos de panbol donde han jugado buenos equipos, como Alemania, Argentina, Inglaterra, Francia, Brasil. Y debo aceptar, que me han parecido juegos realmente interesantes, con ataques todo el tiempo de un equipo contra el otro, sin dar rodeos, ni hacer gran bronca cuando los jugadores eran golpeados por otro.

Bueno, volviendo a mi aversión, menciono que cuando yo practiqué muy fuerte el triatlón, me sentí muy frustrado porque, al ser el triatlón un deporte un tanto caro por el hecho de tener que pagar por refacciones para la bici, tenis y ropa para correr, googles y trajes de baño para nadar, y aparte, inscripciones muy caras a cada competencia; necesitaba de un apoyo económico, por lo que, me puse a buscar algún patrocinador para este tipo de gastos. Estuve tocando varias puertas y no encontré ninguna respuesta aceptable, con todo y que llegué a ocupar el 5o lugar nacional en mi categoría y el 13o lugar incluyendo a los profesionales.

La frustración cobró vida cuando, me di cuenta que equipos de panbol llaneros como se les llama a equipos como el que cualquier lector puede formar en su empresa con sus compañeros, conseguían muy fácil el apoyo de alguna empresa, con tal de llevar su marca en la camiseta, y eso que no pasaban de ser eso: equipos llaneros.

Así, durante un rato, estuve intentando encontrar dicho patrocinador infructuósamente. Lo único que conseguí, fue un apoyo por parte del gobierno de ¡100 pesos mensuales! y para el cuál, tuve que llenar una serie de formularios, así como entregar copias de recortes de periódicos y notas de revistas, en los cuáles aparecía mi nombre destacando algún buen lugar obtenido.

Al final, no encontré mayor apoyo para intentar lograr mi sueño, dedicarme profesionalmente al triatlón, compitiendo por todo el mundo, ganando contratos con buenas marcas, etcétera.

Cuando pienso en si alguna buena empresa, en su momento, me hubiera dicho, “te apoyamos”, hubiera podido ser una posibilidad, el no haber pasado de cierta posición nacional o internacional, pero lo frustrante es que no lo sé, ni siquiera pude llegar a comprobarlo.

Sin embargo, me consta de haber conocido a una persona, corredor a pie de distancias medias, que destacaba muy bien en las carreras callejeras, siendo muy seguido el 1er lugar o de los primeros lugares, teniendo un gran potencial para triunfar. Este corredor, se salió de estudiar para poderse dedicar a correr, apostanto todo lo que tenía a lo que sabía, el gran potencial que tenía al momento de correr. Estuvo dando tumbos por aquí y por allá, y finalmente, se lastimó y se desmoronó sicológicamente y se acabó literalmente. Uno puede pensar en, ¿Por qué no regresó a estudiar?, pero quien no ha estado en una situación así, no sabe el cómo al derrumbarse nuestro gran sueño, se puede llegar a perder el hambre para muchas cosas. La última vez que vi a este ex-corredor, estaba repartiendo correo en bicicleta.

¿Quién sabe hasta dónde pudo haber llegado este corredor?, si hubiera tenido el apoyo necesario, o alguna parte de lo que gana un panbolero del panbol profesional. Seguramente, tendríamos a un campeón mundial o una medalla de bronce olímpica, no sé, algo. Sin embargo, en lugar de eso, tenemos un ex-deportista, un ex-campeón, un ex-futura promesa que no llegó lejos.

Pero, ¿por qué pasa este fenómeno?, porque la gente está enviciada con el panbol, las grandes empresas y marcas, apoyan nada más al panbol, porque los noticiarios deportivos, apoyan mucho más al panbol. Hace no mucho, vi un programa de estos de deportes de la televisión abierta e increíblemente, hasta ¡¡¡analizan las estadísticas de los árbitros del panbol!!!. Es increíble, ¿de qué le sirve a un aficionado al panbol cuántos amonestados, expulsados y demás tiene un árbitro?

Todo esto, no me dolería si realmente fuéramos una potencia panbolera mundial. Sin embargo no es así, no pasamos de “perico-perro” en el escenario mundial. Muchos amigos han esgrimido argumentos como, “somos campeones de copa américa”, “somos campeones concacaf”, y no sé qué tanto. Para mi, lo que valdría la pena, serían logros en las dos competencias más importantes del orbe, los juegos olímpicos y el mundial; en los cuáles, no hemos logrado mayor cosa, ¡NUNCA!. Y es donde me da mucho coraje, porque estos tipos panboleros, reciben todo el apoyo que muchos mexicanos y no hacen nada. Cómo viajan hasta el otro lado del mundo, para jugar en el certamen más importante del panbol internacional y al estar frente al portero del equipo contra el que están jugando, ¡¡¡sólo atinan a dejarse caer, tratando de impresionar al árbitro para buscar un tiro penal!!!!. Los panboleros de corazón saben a quién me refiero. ¿Les parece este ejemplo, algo suficiente para ver cuán vanos son sus deseos y sueños de ver coronada a “nuestra” selección?

Para ser justos, hay que mencionar a los jóvenes del mundial sub-17 que fueron campeones hace algunos años. Fuera de eso, no somos nada en el panbol.

Aquí quiero comentar algo acerca de un país muy discreto y de naturaleza campeona: Kenia. Kenia es un pais tercermundista, número 156 en ingreso per cápita del mundo, es decir, de los últimos y más bajos (México es el número 63). Sin embargo, ellos, saben que no son buenos en otros deportes que no sea correr. Así, casi todos sus esfuerzos económicos van destinados a los corredores. Aún así, con todo y este esfuerzo “supremo”, su centro de entrenamiento especializado, no cuenta con agua corriente; tienen que llevar su ropa a lavar a un riachuelo cercano.

Sin embargo, todo este esfuerzo rinde frutos al momento de las competencias reales. Nada más en las olimpiadas, en la prueba 3000m steeplechase en hombres y mujeres, podríamos decir que es una prueba Keniana, abarcando una abrumadora cantidad de las posibles medallas a obtener, especialmente, en las últimas 6 ediciones de dichos juegos. Esto, aparte de las medallas ganadas en otras pruebas como los 1500m, 5000m, 10000m y maratón, tanto en hombres como mujeres. El resultado final es, siempre quedan en mucho mejor lugar que México. Aparte de esto, cuando un keniano(a), sea cual sea, va a cualquier país a competir en alguna prueba atlética, nada más de llegar, causa expectación, admiración y no sólo eso, también gana la prueba o queda en algún muy buen lugar. Nunca he sabido que a los otros equipos de panbol, les de miedo de que llegue México.

Para dato gracioso, recuerdo que en un partido de preparación que iban a tener México y Francia para la última edición del mundial de la especialidad, Francia estaba más preocupado por las diferencias entre Fabián Bartez y el otro portero, dado que no sabían quién debía alinear.

Creo que me puedo alargar bastante en este tema, sólo quiero finalizar, diciendo a todos esos típicos papás que se empecinan en ver a sus hijos siendo grandes panboleros, que analicen realmente, el potencial que tienen sus hijos, y los enfoquen en las disciplinas en las cuáles por tradición hemos sido buenos: box, clavados, caminata, atletismo (carreras medias, maratón), etcétera.

En mi post Medallas olímpicas de México, plasmé lo que comento de los deportes en los que realmente somos buenos. También agregué algo más de Kenia para que puedan hacer una comparación.

Nota extra añadida del 24 de Mayo de 2008.

Quiero agregar algo más en dicho sentimiento que me genera este deporte con tan poco valor para México, hace poco, se disgustó conmigo un amigo al que consideraba muy buen amigo, y al que conozco desde la secundaria. Yo sabía que le gustaba el equipo del américa, pero no a tal grado. Con todo y que sabía que bromeamos entre esos amigos que luego nos juntamos, al momento que le hice una broma enviándole un video de dicho equipo, de alguna forma, comprometedor, se molestó demasiado e hizo todo un aspaviento al respecto. No entiendo tal pasión por algo que no vale tanto la pena. Ya he mencionado que me gusta el heavy metal, si él me hubiera mencionado que James Hetfield de MetallicA, es gay, lo hubiera tomado a broma por venir de un amigo como él, sin embargo, él lo tomó de esa forma. Bueno, muy su manera de pensar, espero que algún día recapacite y vea que fue demasiado exagerado con las cosas. ¡Hasta ese grado llega el panbol a la cabeza de las personas!

Si la información de este post te ha sido de utilidad o quieres que agregue algo más, deja por favor un comentario, contestaré a la brevedad.

Anuncios

5 Responses to ¿Por qué odio el “panbol”?

  1. Pingback: Medallas olímpicas de México « Orlando Olguín Olvera

  2. Estoy de acuerdo, odio el pambol (considero que se escribe así por regla gramatical: antes de b se escribe m). Me dio mucho coraje en estos juegos olímpicos que pesó más la medalla de oro, que desde hace tiempo debieron de haber obtenido por todo el apoyo que tiene ese deporte, y sin embargo a los deportes que han sido constantes o han brindado mayor satisfacciones los relegarona un segundo término, esa medalla desapareció a todas las obtenidos por los mexicanos, incluso quitaronla transmisión del combate de María del Rosario por pasar a unos monos tras un balón..

  3. orlandoolguin says:

    Hola Gerardo,

    Usé el término así por el pan… pero está correcto como dices.

    Es curioso cómo ahora todo mundo habla de “nuestros muchachos” y ya nadie recuerda que tuvimos unas elecciones de dudoso resultado…. una vez más.

    Orlando.

  4. Armand. says:

    es “PANBOL” aunque se enojen o traten de denotarlo diciéndole pambol, pero las reglas gramaticañes aplican para las palabras del diccionario. Aca salta la regla como con las palabras extranjeras, oye ejemplo “kenpo” del kenpo chino.
    y panbol es porque aunque el pueblo se este muriendo de hambre ya saben que les ponen un par de partidos clásicos del futbol y se les olvida el hambre y la preocupaciones. Por eso odio ese pinche deporte.

  5. Orlando Olguín Olvera says:

    Hola Armand.

    Lo malo es que hay una gran cantidad de personas en el país que se dejan llevar fácilmente por estas distracciones.

    Esperemos que un día haya más personas que no se dejen llevar por estas cuestiones tan banales.

    Orlando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: