Relación: Causa y Efecto

Creo que a pesar de que muchos de nosotros hemos escuchado estos términos de Causa y Efecto, no sabemos para qué son o cómo es que nos afecta en nuestra vida. Esto lo digo porque a veces escucho a personas quejarse de cosas y maldecir a personas, situaciones, animales y/o cosas, cuando los únicos responsables son ellos mismos.

Antecedentes

Bien, primero definamos ambas palabras según la Real Academia de la Lengua Española:

causa1.

(Del lat. causa, y este calco del gr. αἰτία).

1. f. Aquello que se considera como fundamento u origen de algo.

2. f. Motivo o razón para obrar.

3. f. Empresa o doctrina en que se toma interés o partido.

4. f. litigio (‖ pleito judicial).

5. f. Der. Proceso criminal que se instruye de oficio o a instancia de parte.

Ahora la otra:

efecto.

(Del lat. effectus).

1. m. Aquello que sigue por virtud de una causa.

2. m. Impresión hecha en el ánimo. Hizo en mi corazón efecto vuestra palabra

3. m. Fin para que se hace algo. El efecto que se desea Lo destinado al efecto

4. m. Artículo de comercio.

5. m. Documento o valor mercantil, sea nominativo, endosable o al portador.

6. m. Movimiento giratorio que, además del de traslación, se da a una bola, pelota, etc., al impulsarla, y que la hace desviarse de su trayectoria normal.

7. m. En la técnica de algunos espectáculos, truco o artificio para provocar determinadas impresiones. U. m. en pl.

8. m. pl. efectos especiales.

9. m. pl. Bienes, muebles, enseres.

Estoy marcando en negritas los conceptos que nos interesan más para este post que estoy redactando. De acuerdo a esto, como se puede ver:

  • El efecto tiene el origen en una causa
  • El efecto es la consecuencia de la causa

Por lo tanto…

  • Si yo hago la causa, siempre obtendré el efecto

¿Hay alguna duda de estas tres conclusiones? Si la respuesta es afirmativa pongan por favor un comentario. Si no hay dudas, continuemos:

Aplicado a mí mismo, les puedo decir que así como muchos de nosotros, he caido en situaciones, en las que las cosas no funcionan como uno quisiera y de repente, uno quiere auto-justificarse en el hecho de por qué no logramos lo que queríamos.

En este punto, es donde normalmente, esgrimimos toda clase de excusa:

  • Hoy no fue mi día
  • Hoy tuve mala suerte
  • Me levanté con el pie izquierdo
  • Ese maestro no me quiere
  • Mis compañeros no me quieren
  • La materia es muy dura
  • Entrené duro pero no funcionó bien
  • Es que subo de peso muy fácilmente
  • Es que no puedo bajar de peso
  • No me puedo levantar temprano
  • No me alcanza el tiempo para hacer ejercicio
  • En esa empresa no me quieren
  • Mi jefe me odia
  • El tráfico no me dejó llegar
  • El policía que me paró es un insensible
  • Etcétera

Pero, si tomamos lo que ya vimos de Causa y Efecto, podremos darnos cuenta que nosotros somos en mayor parte, los responsables de lo que nos pasa. Ciertamente, siempre hay cuestiones fortuitas que pueden pasar, pero muchas situaciones, se pudieron haber evitado por el simple hecho de modificar nuestra Causa.

Esto cuadra mucho en aquel dicho que reza: Cosechas lo que siembras.

Veamos algunos ejemplos en diversos casos para que se demuestre el cómo una Causa desemboca en un Efecto. Nota importante: No estoy hablando sólo de cosas malas, también hay cosas buenas en los Efectos de acuerdo a sus Causas:

Causa:  Hago ejercicio y como sanamente.
Efecto: Tendré buena salud y podré estar delgado(a)

Causa:  Fumo.
Efecto: Voy a oler a cigarro y puedo padecer cáncer de pulmón. Si tengo hijos o pareja,
        puede ser que también se vean afectados por cáncer de pulmón.

Causa:  Como mucho, comida chatarra o grasosa y pesada y no hago ejercicio.
Efecto; Podría enfermarme de muchos males (diabetes, hipertensión, corazón, etcétera)
        y podría tener sobrepeso o peor aún, obesidad. En la cuestión visual, no tendré
        una figura agradable a los demás y/o al sexo opuesto. También puede pasar que me
        enferme del estómago.

Causa:  Ingiero bebidas alcohólicas.
Efecto: Soy otro cuando bebo y podría causar un accidente fatal a mi o a terceros,
        o me puede detener la policía. Si soy mujer, fácilmente caeré en situaciones en
        las que puedan abusar de mi o alguna cosa peor. Mi hígado puede verse afectado por
        alcohol que bebo, podría morir de cirrosis alcohólica. Puede volverse un vicio tan
        extremo que si tengo pareja e hijos, podría perderlos al alejarse ellos de mi.

Causa:  Me drogo.
Efecto: Similar al anterior, al no tener plena conciencia, se pueden hacer muchas cosas
        de las cuáles lamentarse posteriormente.

Causa:  Estudio mucho y hago mis tareas.
Efecto: Me irá bien en mis exámenes y terminaré correctamente mi escuela.

Causa:  Estudio poco y no hago tareas y falto.
Efecto: No me irá bien en los exámenes, podré reprobar o sacar malas calificaciones
        tal vez tenga que dar un soborno a mi maestro para pasar, pero de nada servirá
        porque cuando salga de la escuela, no sabré cosas que pudieran servirme en mi trabajo.

Causa:  Trato de arreglarme.
Efecto: Podré atraer al sexo opuesto, o de menos, me veré bien.

Causa:  Me gusta robar.
Efecto: En algún momento, podrán capturarme sufriré daño y vergüenza, y tal vez, también
        mi familia sufra.

Causa:  Veo mucha televisión.
Efecto: Se me acabará la vida pronto, si veo telenovelas, me puedo creer ese mundo de
        ficción.

Causa:  Me aprovecho de mi socio queriendo quedarme con más dinero.
Efecto: Si se da cuenta mi socio, me puede demandar y quedaré fuera la empresa. En casos
        más extremos, podría ser que ese socio hasta me agreda.

Causa:  Daño a cuanta persona se para frente a mi.
Efecto: Tendré muchos enemigos y cuando requiera ayuda de alguien, muy probablemente no la
        recibiré y nadie querrá tenderme la mano.

Etcétera...

Conclusiones

Creo que ha quedado claro el tema que quise plasmar, como se dice en México, ‘el que quiera azul celeste, que le cueste’, y debe quedarnos claro que cada cosa que hagamos, tendrá una repercusión, hacemos algo correcto, nos podrá ir bien; hacemos algo incorrecto, nos podrá ir mal.

Lo genial de todo esto, es que nosotros somos los únicos responsables de lo que nos pasa, así que nada más tenemos qué cambiar un poco para que esta vida nos sea más agradable.

Espero les haya gustado y mejor que les sirva, ustedes tienen su propio destino en sus manos, ¿qué van a hacer con él? ¿qué reputación van a tener? ¿qué se dirá de ustedes cuando cumplan con su periodo de vida?

Si la información de este post te ha sido de utilidad o quieres que agregue algo más, deja por favor un comentario, contestaré a la brevedad.

About these ads

8 Responses to Relación: Causa y Efecto

  1. Nuestros antepasados tenían perfectamente claro esto de la causa efecto, y más aun lo de la doble causalidad, ¿Cómo?

    Si querían lluvia, al dios Tláloc tenían que darle algo a cambio de la lluvia, ¿qué le iban a dar? algo que causara el mismo efecto, por ejemplo: aves acuáticas, animales marinos o acuáticos, ofrendas en donde hubiera objetos relacioados con el agua. (para prueba en el museo del Templo Mayor se encuentran ofrendas a Tlaloc en donde muestra esqueletos de peces y aves acuáticas, arena, collares de caracoles o conchitas)

    Ellos diariamente al atardecer y antes que el sol se pusiera hacían sacrificaban a un joven guerrero, con la finalidad de ofrecer su corazón y sangre (que es lo que da principalmente vida al ser humano) la finalidad era que el dios Sol lo tomara y se alimentara con ese corazón y sangre y tuviera la fuerza suficiente para librar la batalla con las tinieblas (noche) y poder salir al día siguiente. Durante la época de festividad del xipe-totec (unos autores dicen que dios de las enfermedades de la piel, otros de la salud en la piel, el chiste que se le relaciona con la piel, tanto del ser humano como de la tierra, por eso es el dios descarnado) una vez que se ofrendaba el corazón y sangre, se desollaba y el sacerdote representando a xipe se cubría con la piel del joven y se ponía a bailar: xipe te doy piel joven para que nos libres de enfermedades y también para que la piel de la tierra (ahora si literalmente la tierra o sustrato) renazca llena de plantas. A esto se le llama la doble causalidad.

  2. orlandoolguin dice:

    Hola Gerardo,

    Gracias por tu comentario, no sé si ya leíste la novela Azteca de la cual incluyo aquí en mi blog una reseña:

    http://orlandoolguin.wordpress.com/2012/04/21/azteca/

    Te parecerá interesante, porque se apega mucho a cómo vivían en esa época nuestros antepasados. El autor Gary Jennings pasó 12 años en México investigando y con eso, creó su novela.

    Orlando.

  3. me gustooo :3

  4. Orlando Olguín Olvera dice:

    Hola Luce.

    Qué bueno que haya sido de tu agrado.

    Orlando.

  5. ariel dice:

    Muy bueno amigo, ¡muy claro en las explicaciones! ¡Muchas gracias por tu aporte!

  6. Orlando Olguín Olvera dice:

    Hola Ariel.

    ¡Qué bueno que te haya gustado!

    Orlando.

  7. Mariella dice:

    Muy interesante tu aporte, de verdad muy claro y didáctico, sé que me va a ayudar mucho. Gracias de antemano. felicitaciones.

  8. Orlando Olguín Olvera dice:

    Qué bueno que te gustó Mariella.

    Orlando.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 488 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: