¿Cómo encender carbón?

En esta ocasión, se me antojó mucho el escribir acerca de cómo prender carbón con objetivos tan sabrosos como hacer una carne asada, hamburguesas, elotes o algo por el estilo.

Es increible para esto, cómo a pesar de la tecnología, de Internet, de los viajes al espacio y demás avances tecnológicos, que todavía nos atraiga algo tan “cavernícola”, como asar un pedazo de carne al fuego producido por leña y/o carbón para degustarlo. Si se cumple la profecía del 2012, tal vez convenga tener este conocimiento por si no tenemos más remedio que asar algún pedazo de carne de un animal que tengamos qué cazar para comer, ¿no?.

Bueno, entremos en materia, muchas veces he visto a personas que mencionan muchas formas de prender el carbón: poniendo aceite, alcohol directamente al carbón, calentando los carbones en una estufa antes de ponerlos en la parrilla, soplando con algún artefacto o incluso la boca al mismo, usando un soplete para prender los carbones (ésta última no está tan mal, pero no todos tenemos un soplete en casa, ja), etcétera. Aquí pongo una opción bastante sencilla para hacerlo sin mayor problema y sin necesidad de soplar.

Los ingredientes

Lo primero que hay que hacer, es disponer de los siguientes elementos para poder prender el carbón de la manera que les comento:

  • Asador, Parrilla o lugar para poner el carbón que se usará.
  • Carbón
  • Alcohol (una alternativa es gel flamable que no requiere del siguiente elemento)
  • Algodón
  • Cerillos o encendedor

En el caso del algodón y el alcohol, es para mantener una flama durante un tiempo determinado. En este caso, en distintas ocasiones y por falta de dichos ingredientes, he usado el ocote que viene en las bolsas de carbón (el ocote es como madera y se enciende muy fácilmente) y papel en otra ocasión, y funcionó aunque con algo de problemas. También venden un gel flamable en las tiendas que también puede servir.

El proceso

Recuerden que pueden dar click con el ratón de su computadora en las imágenes para verlas en grande.

Para iniciar, debemos poner el carbón en nuestro asador o parrilla o el lugar donde se encenderá el carbón. Hay que tener cuidado de separar los carbones más grandes a los lados porque nos serán de gran utilidad para el siguiente paso:

Con los carbones grandes que separamos y por la facilidad de superponerlos, debemos armar una especie de casita, en forma de torre dejando un espacio en la parte central. Hay que tener cuidado para que no se nos vaya a derrumbar cuando casi hayamos terminado:

Una vez que esté construida nuestra “casita”, debemos poner el algodón en una buena porción (una bola del tamaño de un puño de una persona adulta), en el centro de la casita, para después empaparlo con alcohol. Debemos recordar que si no tenemos el algodón ni el alcohol, funciona bien el gel flamable que venden en super mercados o el ocote o algo más que mantenga una flama consistente por al menos, unos 10 minutos:

Finalmente, hay que encender con fuego el algodón empapado de alcohol. Aquí, lo que se estará consumiendo por varios minutos, será el alcohol que subirá a la parte exterior del algodón por capilaridad. Si quemáramos el algodón solo sin alcohol, se consumiría en unos cuantos segundos sin hacer gran cosa al carbón:

Muy bien, ahora lo que resta es esperar, no hay necesidad de soplar ni nada por el estilo. El síntoma de que todo va bien, es que los carbones de la pared de la “casita”, comenzarán a ponerse primero blancos y luego en un color rojo-naranja brillante. Tengan cuidado de no agarrar los carbones cuando cualquiera de ambos síntomas ocurran, pues estarán tan calientes que se quemarán:

Ya algunos carbones se ven blancos y en la parte inferior, un par de carbones están al rojo vivo:

Contínua el proceso, esto no llevará más que unos 10 minutos:

Ya más carbones se están poniendo en color blanco y también al rojo vivo. Recuerden ya no tomar los carbones con la mano. En este momento, si acercamos la mano por encima de la “casita”, sentiremos un calor bastante intenso:

Si nos asomamos por una de las “paredes” de la “casita”, podemos ver cómo ya muchos carbones están al rojo vivo. Ya queda poco alcohol en el algodón que pusimos, pronto cuando se haya acabado el primero, el segundo será consumido en unos segundos. Para entonces, ya serán carbones al rojo vivo autosuficientes:

Prácticamente, está listo el carbón para comenzar a asar nuestra carne o elotes. Ya es insoportable el poner la mano por encima del calor que se ha generado:

En este momento, ya se puede derrumbar nuestra “casita” con algún trozo de madera o alguna varilla, nunca con las manos para evitar quemaduras, hay que asegurarnos que se derrumbe hacia adentro para que se acumule y propague el fuego:

Ya estamos listos para poner la parrilla y encima, los trozos de carne, chorizo, salchicha para asar, cebollas, tortillas, chistorra, quesadillas, mmmmm, ya se me hizo agua la boca:

Conclusiones

Espero les sea de utilidad y que les haya gustado este método bastante sencillo. Si en algún momento disponen nada más de leña, se deberá hacer un proceso similar para encenderla y tener una fogata con poco esfuerzo y sin soplar. Posteriormente, publicaré un post de cómo asar la carne y tips clave para esta modalidad de alimentos tan deliciosa y rudimentaria.

Si la información de este post te ha sido de utilidad o quieres que agregue algo más, deja por favor un comentario, contestaré a la brevedad.

About these ads

8 Responses to ¿Cómo encender carbón?

  1. Dentro de las tendencias gastronómicas que se vienen dando desde los años 80s y que inician los cocineros Vascos, está la denominada cocina de autor, es una cocina en donde se plasma la historia personal del cocinero o chef a través de los platillos, son platillos únicos, e irrepetibles, no son copias de otros platillos o preparaciones, salen del bagaje de recuerdos del cocinero, de sus juegos de niño, de los sabores la comida de su abuela, madre o por qué no del padre, de sus amores, de su patria, en fin. Dentro de esta tendencia hay preceptos que se deben cuidar, uno de ellos es respetar los ingredientes (esta tendencia viene marcada desde los años 70s por la Nouvelle Cuisine: en donde nos dice que utilicemos productos frescos y de primera calidad, así como preparaciones simples y sencillas), y creo que lo más simple es lo mejor, como lo dices: a pesar del avance tecnológico, que todavía nos atraiga algo tan “cavernícola”, como asar un pedazo de carne al fuego producido por leña y/o carbón para degustarlo, si yo prefiero mil veces una carne asada que una deconstrucción de una enchiladas queretanas. A mediados de los 90s surgió una tendencia llamada: cocina molecular, la cual dicho nombre está mal empleado, pues todos los procesos culinarios son moleculares, desde que el primer homínido puso tal vez por accidente un trozo de carne o vegetal en el fuego cambió las moléculas del alimento, el término correcto es cocina tecnoemocional. ¿de qué trata esta tendencia? de utilizar productos químicos con grado alimenticio y transformar los alimentos, surgiendo así las esferificaciones, aires, espumas, papeles, gelificaciones, cocción con nitrógeno líquido, etc… en Europa fue toda una bomba esta tendencia, en México nos llegó hace 4 años y no pegó como en el Viejo Continente. A que voy con esto, somos muy tradicionalistas, si y yo también lo soy, sin embargo estoy abierto a estas tendencias y las sé manejar, las he hecho, las he probado, y no sé que pensarás, pero creo que está bien que seamos tradicionalistas, pues será la forma en que nuestra gastronomía, segunda en el mundo después de la francesa y la china, y primera en ser considerada Patrinonio Intangible de la Humanidad por parte de la Unesco, se preserve por siempre, es así que preferimos un pedazo de carne asada con cebollas y guacamulli a una esferificación de (caviar falso) de tomate, en aceite de oliva y albahaca. Porque aparte nos lleva a recorrer ese trozo de carne toda una gama de sensaciones, probarla desde un término a point o saignant hasta bien cuit, descubrimos diversas sensaciones, sabores,texturas todas ellas diferentes y eso es lo que hace que nuestros sentidos hagan toda una aprehension de la realidad.

    Pongo una liga del mejor restaurante por 5 años consecutivos llamado el bulli, el cual cerró sus puertas para hacerse ahora una fundación de investigación culinaria, ¿qué nos estará preparando con esto Ferrán Adriá?

    http://www.elbulli.com/

    Deconstrucción su significado es molécula por molécula (de acuerdo a Almudena Villegas) se denomina deconstrucción a un platillo perfectamente conocido por el dominio público, el cual ha sido modificado toda su estructura molecular y temperatura, pero el resultado en sabor debe de ser exactamente el mismo que el platillo original, si está bien hecho vale la pena, pero hay muchos que hacen verdaderas porquerías.

    http://www.lomejordelagastronomia.com/firmas/deconstrucci%C3%B3n-construccionismo-y-reconstructivismo

    Todo esto por un trozo de carne asada…

  2. orlandoolguin dice:

    Hola Gerardo,

    Qué buen artículo te aventaste en un simple comentario. Pienso que deberías crear un blog y poner este tipo de información en distintos post. Me pareció muy interesante el saber cómo a final de cuentas toda molécula que conforma un alimento, puede ser cambiada para obtener un mejor sabor.

    Orlando.

  3. mister880 dice:

    Muy buenas las sugerencias y consejos de los compas que los publican. Muchas gracias por tomarse la molestia de redactarlas y subirlas a la red

  4. orlandoolguin dice:

    Muchas gracias mister880, qué bueno que te haya sido de utilidad.

    Orlando.

  5. pablo dice:

    Muy buen post

  6. Orlando Olguín Olvera dice:

    Hola Pablo.

    Qué bueno que te haya gustado y espero que te sirva.

    Orlando.

  7. Luis dice:

    Muy útil tu consejo…también puedes poner un trozo de manteca envuelto en un pedazo de tela( yo lo hago con camisetas que ya vas a desechar) ya que por lo general, siempre tenemos manteca en casa…
    Gracias y saludos !

  8. Orlando Olguín Olvera dice:

    Hola Luis.

    No he probado eso de la manteca, un día lo intentaré.

    Orlando.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 483 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: